¿Cuál es el tratamiento para las infecciones Vaginales?

Estas tratamientos pueden utilizarse  cuando se presenta los síntomas de infección vaginal, pero lo mas recomendable es ser examinado por un Doctor.  Para muchas mujeres tener una infección vaginal es  vergonzoso por ello se quedan calladas y no acuden al medico. Lo que muchas no saben es que cualquier mujer de cualquier edad puede verse afectada, y que existen tratamientos que se venden sin receta medica, los cuales pueden aliviar los molestos síntomas.

Si recientemente fuiste diagnosticada con una infección vaginal, no te alarmes. Sé que todos aquellos temas que se relacionan con la salud de tu vagina pueden causarte no sólo preocupación, sino también pudor. Sin embargo, no hay razón para avergonzarse. La vagina es una parte de tu cuerpo como cualquier otra, y merece la atención y el cuidado necesarios para estar sana. Si sospechas que tienes una, pero no sabes cómo tratarla, visita a tu médico.

Hablando de esto con naturalidad podrás tomar las medidas necesarias para quitarte esta incomodidad. Recuerda que las infecciones vaginales, si se tratan de manera oportuna y acertada, no traen mayores complicaciones.

La forma de saber si tienes una infección vaginal es realmente sencilla. Tu médico tomará una muestra del flujo de tu vagina o del flujo cervical, y lo enviará a un laboratorio para que sea analizado. O simplemente se te tomará la muestra en una clínica. Estos resultados son los que te permitirán saber qué tipo de infección vaginal es la que tienes.

¿Cómo se puede saber cuál es el mejor tratamiento para tu caso?

Con los resultados de los exámenes, tu médico podrá recomendarte el tratamiento más adecuado. Como es posible comprar algunos medicamentos sin receta médica muchas mujeres prefieren saltarse el paso de visitar a su médico y comprar los medicamentos por su propia cuenta. Sin embargo, al no conocer exactamente qué tipo de infección tienen no aciertan en su elección.

Cuando usas los medicamentos que NO son los más adecuados para la infección, retrasas el diagnóstico y de esta manera el tratamiento, exponiéndote a posibles complicaciones. Así que no tomes riesgos. Visita a tu médico y asegúrate de tener los resultados apropiados.

Como existen por lo menos 4 tipos diferentes de infecciones vaginales, también existen diferentes tratamientos. Toma nota:

  1. Infecciones por hongos también, conocidas en inglés como yeast infection, pueden ser tratadas con medicamentos contra hongos ya sea en forma de crema, supositorios o pastillas para consumir por vía oral (tomadas).
    • Miconazol (Monistat), clotrimazol (Gyne-Lotrimin) y tioconazol (Vagistat) vienen en crema o supositorios.
    • Medicamentos como el Fluconazol (Diflucan) vienen en presentación de pastillas para ser consumidos de forma oral.
  2. Vaginosis bacterial. Para tratar este tipo de infección existen por lo menos tres opciones. Tu médico puede recomendarte pastillas, así como cremas vaginales
    • Clindamicina (Cleocin)
    • Metronidazol (Flagyl, MetroGel),
  3. Tricomoniasis. Este tipo de infección puede ser tratada a base de crema vaginal o pastillas de metronidazol (Flagyl) o pastillas de tinidazol (Tindamax).
  4. Vaginitis atrófica. La mejor forma de tratarla es a través de estrógenos (que generalmente se aplican localmente en la vagina), ya que este tipo de infección vaginal se produce por la disminución en el nivel de estrógenos, particularmente en la menopausia.
  5. Vaginitis no infecciosa. En este caso se refiere a la irritación causada, por ejemplo, por el uso de productos de higiene personal como: duchas vaginales, inclusive jabones o cremas; en algunos casos, el material de ciertos tipos de ropa interior pueden causar una reacción. Puede o no ser una reacción alérgica. La mejor forma de tratar este tipo de vaginitis es eliminando el contacto de tu vagina con el producto que te la causó. Si es muy severa la reacción, a veces es necesario ir al médico para que te de tratamiento.

Como ves el tratamiento de las infecciones vaginales no es complicado pero depende del tipo de infección que tengas. Es importante que hables con tu médico acerca del tratamiento adecuado y que lo sigas paso a paso.

No te olvides que las infecciones vaginales son una condición común entre las mujeres. Así que deja a un lado la vergüenza y habla de ellas con naturalidad. Sólo así podrás tratarlas y recuperar la salud de tu vagina.

Autora: Dra Aliza  Extraido de http://www.vidaysalud.com/daily/mujeres/cual-es-el-tratamiento-para-las-infecciones-vaginales/

LA REALIDAD SOBRE LAS INFECCIONES VAGINALES

Alrededor de las infecciones vaginales siempre ha existido un mito que persiste hasta nuestros días: que una mujer que sufre de una infección vaginal es porque tuvo relaciones sexuales, o porque tiene múltiples compañeros sexuales que le han contagiado algo y por eso se enferma. Este argumento es totalmente falso, ya que las infecciones vaginales son muy diferentes a las enfermedades venéreas.

La verdad sobre las infecciones vaginales.

La verdad sobre las infecciones vaginales.

La vagina tiene un cierto “ecosistema” en el cual conviven hongos y bacterias por igual, ya que al ser un espacio húmedo, tiene un PH propio que se puede ver afectado por múltiples factores desde usar ropa muy apretada, hasta estar tomando un antibiótico. Así es, en el cuerpo de una mujer, tomar una determinada medicina le puede causar una infección genital que no tendrá nada que ver con haber tenido ninguna clase de contacto sexual.

Una de las infecciones más comunes en la mujer es la causada por un hongo llamado Candida albicans, que provoca candidiasis, una alteración del PH vaginal que puede causar comezón, dolor, y si no es atendido dentro de un margen de tiempo determinado, puede ocasionarle a la mujer el tener relaciones sexuales dolorosas, flujo anormal, y hasta micción dolorosa.

Entre las más comunes también encontramos a la cistitis, que es una infección del tracto urinario, que puede ocasionarse por usar un baño sucio, tocarse con las manos sucias, e incluso no tomar la cantidad de agua que el cuerpo requiere. Es sumamente molesta y dolorosa, sin embargo, la cura es sencilla ya que acudiendo al médico, éste prescribirá un antibiótico que puede mitigar las molestias en menos de 24 horas y permitir que la mujer siga desarrollando su vida normalmente.

Dentro de estas alteraciones comunes también se incluyen aquellas infecciones menores que son causadas por quedarse con un traje de baño mojado, limpiarse con un papel que estaba sucio, usar una ropa muy ajustada, e incluso usar la ropa interior más de un día seguido sin cambiarla. En estos casos se puede resolver utilizando una crema u óvulos vaginales con algún fungicida.

Es necesario conocer que el cuerpo de una mujer es como una pieza de maquinaria muy fina que puede ser desequilibrada por cualquier factor externo, además de que todo dentro del cuerpo de ellas está controlado y regulado por sus hormonas. Existen mujeres que pueden tener dolores de cabeza o de piernas únicamente por una fluctuación hormonal. Sin embargo, dentro de esa delicadeza, se sabe que las mujeres resisten mejor las enfermedades, no en vano son ellas también las que cargan a los hijos durante nueve meses en el vientre y después pasan por el doloroso evento del parto.

Antes de emitir cualquier clase de juicio de valor respecto a una mujer que tenga una infección vaginal, hay que conocer que ésta puede ser resultado de múltiples factores y será importante no molestar ni juzgar a la paciente, especialmente si es hermana, amiga, o cónyuge. Recuerda que la información es la mejor arma contra la ignorancia.

Referencia: http://www.reconoce.mx/la-verdad-sobre-las-infecciones-vaginales/#more-11697

ALGUNOS CONSEJOS PARA PREVENIR LAS INFECCIONES VAGINALES

¿Qué puedo hacer para prevenir una infección vaginal?

La mejor manera de prevenir una infección vaginal es seguir prácticas de buena higiene femenina. Las infecciones vaginales pueden ocurrir más de una vez. Siempre debes seguir las recomendaciones siguientes:

  • Mantén tu área vaginal limpia y seca. Debes lavarte la parte externa de la vagina todos los días con un jabón suave, y luego enjuagarla y secarte bien. No te apliques duchas vaginales. Las duchas vaginales pueden alterar el equilibrio normal de organismos de la vagina, lo cual puede causar una infección vaginal, empeorar una infección o extender la infección hacia arriba, al área reproductora (el útero o las trompas de Falopio).
  • No uses jabones perfumados, baños de burbujas o espumosos perfumados, tampones aromatizados, talcos vaginales o desodorantes vaginales en aerosol. Éstos pueden irritarte la vagina y causar una infección vaginal. SI tu área vaginal ya está irritada, no debes usar papel higiénico aromatizado, espermicidas o jabones fuertes.
  • No uses ropa ajustada o húmeda, ya que puede atrapar la humedad e irritarte la vagina. Si tienes que usar ropa ajustada, no la uses por períodos prolongados.
  • Usa ropa interior de algodón blanco. Evita el nylon y el lycra. El algodón ayuda a absorber la humedad y permite que el aire circule. Nunca uses medias de nylon (“pantyhose”) sin usar ropa interior de algodón por debajo.
  • Sigue las prácticas más seguras al tener relaciones sexuales. No debes tener relaciones sexuales con una persona que tenga una enfermedad de transmisión sexual. Pase lo que pase, debes usar siempre condones de látex (o poliuretano) para disminuir tus probabilidades de contraer enfermedades de transmisión sexual.
  • Mantén bajo tu nivel de estrés.
  • Si usas diafragmas, tapones cervicales o aplicadores medicinales, tienes que asegurarte de limpiarlos con agua tibia y jabón y de secarlos bien.

Read more: http://www.youngwomenshealth.org/spvag.html#ixzz2Af5RoFAC

¿TENGO UNA INFECCIÓN VAGINAL?

¿Has oído hablar de vaginosis bacteriana? ¿Y de las infecciones por hongos? ¿Sabes cuáles son las secreciones vaginales normales? Aunque muchas mujeres han oído hablar de las infecciones por hongos, muchas mujeres no han oído hablar ni están bien informadas sobre la vaginosis bacteriana. Las infecciones vaginales afectan a mujeres de todas las edades, tanto a las mujeres que están activas sexualmente como a las que no lo están. La mayoría de las mujeres ha tenido una infección vaginal por lo menos una vez en su vida. Las infecciones vaginales son la razón principal de las visitas de las mujeres adultas a su proveedor de cuidados de salud.

 

¿Cuáles son las secreciones normales?

La mayoría de las adolescentes notan manchas amarillas o blancas en la ropa interior después de entrar en la pubertad. éste es un líquido normal que ayuda a limpiar y humedecer la vagina. Esto es completamente saludable y normal si la secreción:

  • Es blanca y turbia
  • No tiene olor o tiene un olor ligeramente salado
  • Aumenta en cantidad o se vuelve “fibrosa” (como la clara de los huevos) a mediados del ciclo menstrual, cuando estás ovulando

Si tus secreciones normales te molestan, puedes usar una toalla sanitaria absorbente en la ropa interior. Para mantener tus secreciones vaginales bajo control, asegúrate de usar ropa interior de algodón (que absorbe la humedad y permite que el aire circule). Dúchate o báñate diariamente y asegúrate de lavarte la parte externa del área vaginal todos los días con un jabón suave, y luego enjuágate y sécate. No uses toallas sanitarias desodorizadas ni desodorantes en aerosol en el área vaginal.

Los cambios en tus secreciones pueden ser una señal de que tienes una infección vaginal y necesitas ver a tu proveedor de cuidados de salud.

 

¿Qué es una infección vaginal?

El término médico para una infección vaginal es “vaginitis.” Las 3 causas más comunes de las infecciones vaginales son las infecciones por hongosla vaginosis bacteriana, y la tricomoniasis. También se pueden producir secreciones vaginales si se tiene una infección en el cuello uterino con gonorrea o Chlamydia (ver enfermedades de transmisión sexual o ETS). Hay otras causas de infecciones vaginales que son menos comunes. Cada tipo de vaginitis es causado por un tipo diferente de germen u organismo y, por consiguiente, debe tratarse de manera diferente.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de una infección vaginal?

Si tienes una infección vaginal, puedes tener cualquier a de las cosas siguientes:

  • Olor vaginal
  • Picor vaginal
  • Ardor vaginal
  • Dolor o irritación al orinar o tener relaciones sexuales
  • Secreción diferente de la normal

Sin embargo, algunas mujeres pueden no tener síntomas. Algunas mujeres pueden ni siquiera darse cuenta de estos síntomas si no son demasiado severos. El proveedor de cuidados de salud puede notar signos de una infección vaginal, como secreción u olor, durante un examen ginecológico y mandar a hacer análisis del líquido vaginal para ver si hay una infección. Es importante hacerse revisar con regularidad por un proveedor de cuidados de salud para que él(ella) pueda detectar cualquier problema de salud que a ti te pase desapercibido.

 

 

¿Qué debo hacer si me parece que tengo una infección vaginal?

Si tienes cualquiera de los síntomas de una infección vaginal, debes ver a tu proveedor de cuidados de salud de inmediato. Cada tipo de infección vaginal tiene síntomas diferentes. Aunque creas que sabes qué tipo de infección vaginal tienes, ten en cuenta que es fácil confundir los síntomas, ya que a veces los síntomas externos de las infecciones vaginales (los que tú puedes notar) pueden parecerse. A veces se puede tener más de un tipo de infección vaginal al mismo tiempo. Otra razón por la cual es una buena idea ver a tu proveedor de cuidados de salud es que es posible que tengas algo más serio, como una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Tu proveedor de cuidados de salud es el único que puede determinar con certeza si tienes una infección vaginal Debes ser completamente franca con tu proveedor de cuidados de salud en cuanto a los síntomas que tienes, como olor, ardor o secreciones vaginales anormales, aun cuando te dé pudor hablar de esto. De esta manera, tu proveedor de cuidados de salud podrá diagnosticar correctamente el tipo de infección vaginal que tienes.

Read more: http://www.youngwomenshealth.org/spvag.html#ixzz2AexNejN5

Candidiasis Genital (informacion general)

La candidiasis, conocida también como candidiasis vulvovaginal o CVV, es una infección micótica común que ocurre cuando hay sobrecrecimiento del hongo llamado Candida. La Candida siempre está presente en el organismo en pequeñas cantidades. No obstante, cuando ocurre un desequilibrio, por ejemplo, cambios en la acidez normal de la vagina o cambios en el equilibrio hormonal, la Candida puede multiplicarse. Cuando esto ocurre, aparecen los síntomas de la candidiasis.

¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis genital?

Generalmente las mujeres con CVV experimentan prurito o ardor, con o sin secreción “similar a queso fresco”. Los hombres con candidiasis genital pueden experimentar sarpullido con prurito en el pene.

¿Es común la candidiasis genital? ¿Quién puede contraerla?

Casi el 75% de todas las mujeres adultas han tenido al menos una infección genital “por levadura” en su vida. En raras ocasiones, los hombres también pueden experimentar candidiasis genital. La CVV se presenta con mayor frecuencia y de forma más severa en personas con sistemas inmunes debilitados. Existen otras condiciones de riesgo que pueden candidiasis genital en la mujer:

  • Embarazo
  • Diabetes mellitus
  • Uso de antibióticos de amplio espectro
  • Uso de medicamentos con corticosteroides

¿Cómo se transmite la candidiasis genital?

La mayoría de los casos de infección por Candida son causados por la Candida del propio organismo de la persona. Las levaduras de la especie de la Candida generalmente viven en la boca, en el tracto gastrointestinal y en la vagina sin causar síntomas. Los síntomas se presentan solamente cuando el crecimiento de la Candida en estas zonas es desmedido. Raramente, la Candida puede transmitirse de una persona a otra, como en el caso del acto sexual.

Dato Curioso… :D Virus HPV (Papiloma Humano)

En la actulidad se indentificaron más de 100 tipos de virus HPV que se diferencian en su ADN, lo que los hace ser más o menos agresivos o afectar distintas partes del organismo.En los últimos años se han incorporado dos grandes avances científicos con respecto al diagnóstico del HPV, así como también para prevenir su adquisición….

 

Vacuna para el HPV … !!!

 

Hay una vacuna que previene contra los virus 6 y 11, (verrugas genitales) y contra los virus 16 y 18 (cáncer cuello uterino).

Recientemente salió al mercado una segunda vacuna preventiva contra los virus del HPV 16 y 18. Se atribuye a esta nueva vacuna una reacción inmune cruzada, que protegería asimismo contra el HPV 45, que es responsable del cáncer de cuello uterino en alrededor de un 5% de los casos. Esto es de gran importancia ya que reduciria el porcentaje de personas que contraen dicho virus. Contribuyendo a la salud publica 🙂